1. Inicio
  2. /
  3. Ortodoncia
  4. /
  5. Ortodoncia: Pacientes con Enfermedades Crónicas I

Ortodoncia: Pacientes con Enfermedades Crónicas I

La ortodoncia en pacientes especiales interacciona con la medicina, puesto que el tratamiento de ortodoncia que se realice en estos pacientes deberá ser más eficaz y presentar el mínimo riesgo para su estado general.

Los pacientes que padecen algún trastorno sistémico están más expuestos a las complicaciones durante el tratamiento ortodóncico, pero pueden completarlo satisfactoriamente siempre que se controlen esos trastornos.

Dentro de las enfermedades sistémicas se encuentran algunas de mayor frecuencia como son: Diabetes, Cardiopatías, Insuficiencia renal, Hipertensión, Trastornos pulmonares, retraso en el lenguaje, autismo, alteraciones inmunológicas, síndrome de Down y alergias.

El diagnóstico ortodóncico requiere una visión de conjunto de la situación del paciente, son necesarias las opiniones del paciente y las observaciones del médico.Para hacer un planteamiento objetivo del problema se requiere una base de datos extensa, con información pertinente que no omita ningún aspecto.

En la práctica ortodóncica, la base de datos proviene de tres fuentes principales:

  • Interrogatorio del paciente (historia clínica y dental).
  • Exploración clínica.
  • Valoración de los registros de diagnóstico (modelos de estudio, fotografías, radiografías como son ortopantomografías, lateral de cráneo, anteroposterior, carpal y cefalometría)

El avance de las técnicas diagnósticas y terapéuticas de la medicina ha logrado una mayor esperanza de vida en estos enfermos y la ortodoncia debe establecer una serie de procedimientos y protocolos clínicos que optimicen el manejo y tratamiento en cada grupo de enfermos, sin que repercuta negativamente sobre su estado de salud.

Diabetes y ortodoncia

DIABETES

Tanto en niños como en adultos, el problema sistémico que más puede complicar el tratamiento ortodóntico es la diabetes o el estado prediabético.

El conocimiento de las manifestaciones orales de la Diabetes Mellitus es de gran importancia, debido a que la mitad de los pacientes no están diagnosticados. Un examen odontológico puede ser el primer indicador de la enfermedad.

Signos importantes son: membranas mucosas secas (xerostomía), candidiasis oral, síntomas de boca o lengua ardiente (glosopirosis), mala cicatrización, infecciones orales recurrentes y aliento a acetona.

Por supuesto, de ser detectado debe derivarse a su médico para evaluación.

Complicaciones relacionadas con el Tratamiento Ortodóncico:

La disminución del flujo salival asociada al mayor nivel de glucosa en saliva, aumenta la susceptibilidad del paciente a las caries. Por lo cual, se deben indicar pastas dentales con mayor concentración de flúor, enjuagues bucales y una excelente técnica de cepillado.

Es bien conocida la rapidez con que progresan los problemas periodontales en los pacientes diabéticos. En estos individuos, las indicaciones para el tratamiento ortodóncico suelen ser una serie de problemas oclusales relacionados con la previa degradación periodontal y la pérdida de dientes.

Si se controla adecuadamente la diabetes, la higiene y los controles periodontales, la respuesta periodontal a las fuerzas ortodónticas es prácticamente normal y se puede obtener un resultado satisfactorio, sobre todo con los médicos coadyuvantes.

Sin embargo, si la diabetes no está bien controlada existe riesgo de que se acelere la degradación periodontal. Por esta razón, es fundamental comprobar que el paciente diabético sigue su tratamiento médico durante todas las fases del tratamiento ortodóntico.

Siempre que sea posible, debe evitarse el tratamiento ortodóntico general y prolongado en estos pacientes.

Conclusiones

Teniendo presentes estos aspectos, la secuencia lógica para planificar el tratamiento

sería la siguiente:

  • Establecer las posibles soluciones para cada caso,de manera que el problema más importante reciba la máxima prioridad.
  • Desarrollar enfoques terapéuticos alternativos, pensando las ventajas para el paciente con los riesgos, los costos y la complejidad.

La ortodoncia debe coordinarse perfectamente con el mantenimiento correcto y profiláctico de la enfermedad sistémica.

 Od. Rodríguez, Laura Raquel

M.p. 8112